Idioma:

pomà

poma_2

Cuando adquirimos una manzana, su belleza deviene casi perfecta. Los parámetros que supera la fruta (tamaño, color, uniformidad…) antes de comercializarse, se realzan —a menudo— con capas de cera que, a parte de embellecerla, le permiten una durabilidad más larga en el tiempo y facilitan el traslado a lugares lejanos.

¿Cómo llega una manzana a nuestra mano?

Desde su recolección en el árbol, su distribución, comercialización a la destinación final, otras personas tienen esta manzana en su mano y no siempre en condiciones socialmente justas.

Este no es un hecho aislado, ni remoto.

Año tras año, la denuncia sobre la situación de esclavitud de algunas de las veinticinco mil personas —según Agustín González, investigador de la Universitad de Lleida (UdL)— que recogen la fruta en las tierras de esta provincia se hace patente. El testimonio desde el compromiso de Gemma Casal y Özgür Günes es una buena muestra. Según Gemma Casal, antropóloga especializada en el mundo rural, personas de origen subsahariano —mayoritariamente—, magrebí o de países del este de Europa han substituido a estudiantes y mujeres que solo pueden acceder al mercado laboral en verano. La campaña, impulsada por entidades y movimientos sociales, Fruita amb Justícia Social, señala que dos mil personas trabajan en condiciones de miseria. Durante la campaña del verano de 2015, según el Observatori Permanent de la Immigració (OPI) de la UdL, más de la mitad de los trabajadores y trabajadoras durmieron al raso o sin las condiciones de vivienda digna mínimas. Özgur Günes, investigadora en ciencias sociales y migraciones, denuncia que algunas personas, en condiciones de necesidades sociales evidentes, cobran dos euros y medio la hora, por la tarea de recolección.

Vestir dactilarmente la manzana

En esta acción*, a través de la mirada del fotógrafo Jordi Plana Pey, fusionamos las dos protagonistas: la poma [manzana] y la [mano] y mostramos el rastro dactilar que la segunda deja en la primera, obteniendo la pomà.

mans

Aunque la manzana que tenemos en la mano no hace visible la (in)justicia social de la producción, distribución y comercialización, el vestido está presente.

342pomaEMPRENTA_

Referencias

Joan Mas (octubre 2016) Fruita dolça, subsistència amarga. Directa 417.

* Fotografias realizadas en konvent (octubre 2016).